La casa que os muestro hoy es un encantador piso de tan sólo 59 metros cuadrados ubicado en una ciudad sueca, decorado de manera exquisita en un estilo shabby chic que nos transporta a los ambientes de las casas de campo de la Provenza francesa.

La pureza del blanco inunda toda la casa llenándola de luz y logrando agrandar los espacios. El piso está lleno de detalles, pero cada cosa ocupa su lugar lo que hace que, pese a lo reducido de sus dimensiones, no se eche nada en falta.
Espero que os guste.

Leer entrada anterior
Tus pendientes favoritos siempre a mano

Hola! Feliz Año a todos. Hoy tocaría enseñaros un DIY, pero lo cierto es que con tanta fiesta no he...

Cerrar