Un DIY con latas forradas de tela

Hola a todos! Aquí estamos de nuevo, empezando una nueva semana y que mejor comienzo que enseñaros un DIY con el que he estado entretenida este fin de semana.

En esta ocasión he trabajado con unas latas de conserva. Ya publiqué hace unas semanas otro post de un DIY hecho con el mismo material, podéis verlo  aquí, pero en aquella ocasión se trataba de un decoupage con servilletas de papel y ahora lo he realizado con tela.
La verdad es que las latas de conserva, botes de cristal, etc, que están tan presentes en nuestro día a día, son soportes fantásticos para reciclar y hacer preciosas manualidades, que podemos destinar a un sinfín de usos.
Para el DIY de hoy sólo necesitamos dos latas de conserva, cola blanca, tela (cualquier retal que tengáis por casa os sirve, yo he utilizado unas servilletas que me quedaban desparejadas de una mantelería) y cinta de raso.

Retirar el papel y todo el resto de pegamento de la lata para que la tela se adhiera bien y encolar.

 

A continuación hay que ir enrollando la tela a la lata encolada. Es importante que quede bien estirada para que no se formen arrugas. Una vez realizado el proceso, cortar la tela sobrante dejando un dedo aproximadamente en la parte superior e inferior. Extender cola por la parte interior de la tela que ha sobrado en ambos extremos y pegarla. Para rematar la base hay que cortar un círculo de tela  a medida y pegarlo. Así quedará perfecta.Rematar los bordes superior e inferior de la lata con cinta de raso a juego con la tela. Yo he utilizado dos cintas distintas para que las latas no fueran exactamente iguales.

 

Para acabar las latas y darles un poco más de gracia, a una le he hecho una flor de la misma tela y a la otra un lazo tipo Chanel. Otro día con más tiempo os subo un vídeo de ambas cosas. Es realmente muy fácil. Un consejo que os doy es que utilicéis siempre colas y pegamentos transparentes que no dejen rastro. Para hacer el lazo he utilizado un pegamento que dejó un poco de mancha, menos mal que una vez bien seco apenas se nota.

 

Ya sólo queda pegar nuestros dos adornos a las latas y ya están listas para darles el uso que más nos convenga. Espero que os haya gustado.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.