Pon un tocador en tu dormitorio

Antiguamente no había dormitorio que se preciara sin su tocador ¿os acordáis de la habitación de la abuela con su precioso tocador clásico con espejo incorporado donde se alineaban todos los perfumes, maquillaje, el joyero con los collares, pendientes, etc? Aquello era mágico para mi cuando iba a visitar a mi abuela y me dejaba trastear en ese paraíso.
Después los tocadores salieron de los dormitorios hasta desaparecer casi por completo. Afortunadamente vuelven a estar de moda y a ser tendencia, además de ser una pieza de lo más útil. Actualmente tenemos tocadores que encajan perfectamente en todos los estilos decorativos, por lo que es muy fácil poder dotar a nuestra habitación de uno si es que aún no lo tenemos.



Los tocadores clásicos en madera decapada en blanco y tonos pastel son ahora mismo piezas codiciadas. Ya sabéis, el shabby y el vintage son tendencias al alza y lo más es mezclar estos estilos con muebles de corte más contemporáneo.
Pero no hay que apurarse por si un tocador de este estilo se escapa de tu presupuesto, hay opciones igual de válidas y bonitas para que no te quedes si él. En realidad es suficiente con una balda de madera o DM, un espejo, un punto de luz y una silla. También puedes destinar una pequeña consola que ya no utilices. Te bastará con transformarla con una mano de chalk paint para dejarla  a la última.
En la selección de fotos verás tocadores de todos los estilos para que elijas el que más se ajusta a tu gusto y presupuesto.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.