Dar vida al baño con papel pintado

Llevo bastantes días sin aparecer por aquí, pero todo tiene una explicación: mucho trabajo y una gripe que me ha dejado fuera de combate durante una semana. Pero aquí estoy de nuevo, dispuesta a compartir un año de buena decoración.

Voy a empezar con un post dedicado al papel pintado para decorar el baño. Lo cierto es que el papel pintado queda estupendo tanto en baños pequeños como en otros de mayores dimensiones. Sin embargo, muchas veces nos asalta la duda sobre la idoneidad de este material para un lugar que acumula mucha humedad y puede no resultar del todo apropiado.

El papel pintado es perfectamente apto para revestir las paredes del baño, únicamente nos tenemos que fijar en los símbolos de la etiqueta, que nos indica la resistencia, la forma de encolar, etc.

Según la imagen superior, para saber si un papel pintado es apto para resistir la humedad hay que fijarse en los símbolos de las ondas que aparecen en primer lugar. Cuantas mas ondas aparezcan en la etiqueta, mayor será la resistencia.

Si finalmente nos decidimos a empapelar nuestro cuarto de baño hemos de tener en cuenta las dimensiones. Si se trata de un baño pequeño es mejor optar por empapelar una única pared para no recargar el espacio y elegir colores suaves y dibujos pequeños. También es una buena opción empapelar media pared, concretamente la parte superior, y en la parte inferior colocar azulejo o friso resistente a la humedad.

Son tendencia los papeles pintados con motivos naturales y también los que imitan distintas texturas como paredes de ladrillo, troncos de madera, corcho…

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.