Este año me ha dado por el minimalismo para decorar en Navidad. Los pequeños detalles naturales, DIY, delicados, casi imperceptibles. Ya pudisteis verlo en el post en el que os presentaba una Navidad minimalista en Noruega.

Hoy entramos en una casa inglesa de estilo rústico en el que su dueña ha optado por la mínima decoración navideña, sin que por ello la casa deje de resultar acogedora para celebrar estas fiestas.

A destacar el abeto natural decorado con muy pocos adornos en blanco para poder disfrutar de todo su verdor. Me da la sensación de que es una decoración que podría permanecer todo el año y no desentonaría en absoluto.

Podéis ver el reportaje completo en Apartament Therapy

Leer entrada anterior
Navidad minimalista en Noruega

Se dice que en decoración muchas veces menos es más. La casa que os presento hoy es el vivo ejemplo...

Cerrar