La casa que os traigo hoy es un auténtica joya. Una masía catalana en la que los propietarios han combinado con maestría la arquitectura tradicional con un interior moderno. El resultado es una casa fresca, funcional y fiel a su pasado.

Más de cien años contemplan esta masía en la que se ha llevado a cabo una profunda reforma respetando los elementos arquitectónicos tradicionales. Los grandes espacios, como es habitual en este tipo de construcciones, decorados con mobiliario de líneas modernas, están pensados para que vivir en esta casa resulte práctico.
Las paredes interiores, revestidas de piedra, combinadas con el blanco escogido para muebles y la tapicería de los sofás, resulta de lo más elegante.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El reportaje de esta casa procede de Planete Deco.

Leer entrada anterior
Una cabaña bohemia en Jamaica

¿Quién no ha soñado alguna vez con una casa en una isla paradisíaca en medio del mar? Hoy nos vamos...

Cerrar