En apenas un año nuestras vidas han cambiado considerablemente. Hemos tenido que acostumbrarnos a marchas forzadas a nuevos hábitos de vida.

Para muchos de nosotros el teletrabajo ha pasado a formar parte de nuestro día a día. Al principio pensamos que sería cuestión de unas semanas o, como mucho, de unos meses, pero esta situación se ha ido prolongando en el tiempo y todo parece indicar que todavía tendremos que convivir con ello durante una temporada.

Lo precipitado de la situación en el mes de marzo del año pasado nos obligó a improvisar despachos y oficinas en casa aprovechando un rincón (afortunados los que disponen de una habitación extra en la que poder trabajar sin interrupciones ni distracciones) en el salón, la cocina, el dormitorio…

Pero ahora, pasado casi un año, hemos aprendido lo que funciona y lo que no, hemos readaptado los espacios de trabajo, los hemos hecho más prácticos y acogedores y ya forman parte de nuestra casa.

Lo importante para acondicionar un espacio en el que poder desarrollar nuestro trabajo con eficacia es seguir unas pautas para hacerlo nuestro, sentirnos cómodos y sacarle el máximo partido.

Comparto con vosotros unos tips que a mi me han ayudado a la hora de organizar mi lugar de trabajo en casa. Espero que os sean de ayuda. Si queréis compartir los vuestros podéis dejarlos en los comentarios.

1. Luz natural

Parece una obviedad, pero muchas veces no tenemos en cuenta la importancia de una buena iluminación. En el caso del teletrabajo es importante buscar un espacio que reciba luz natural. Está científicamente demostrado que la falta de luz natural puede provocar un menor rendimiento, falta de concentración, apatía, sensación de fatiga o cansancio injustificado.

Foto: Elle
Foto: The sweetest ocassion studio
Foto: Dröm Living

2. Orden

Ayúdate de baldas, cajas, archivadores, cajoneras, algún armario auxiliar, un tablero organizador, etc, para que cada cosa ocupe su lugar y la mesa de trabajo no parezca un campo de batalla. No hay nada que nos haga perder más tiempo en el trabajo que el desorden.

Foto: Archilovers
Foto: Facilisimo

3. Añade algo de color

Los colores influyen en nuestro estado de ánimo. Ya que tenemos que pasar bastantes horas al día sentados en nuestra mesa y delante del ordenador, vamos a poner una nota de color a la decoración. Toda la gama de verdes, azules y amarillos aportan energía y fomentan la creatividad.

Foto: Stylelovely
Foto: Pottery Barn

4. Las plantas son vida

Yo no concibo ningún espacio de la casa sin plantas. Aportan bienestar y energía, purifican el ambiente y es una manera de incorporar algo de naturaleza a nuestro día a día.

Foto: Estiloydeco
Foto: Designlovefest
Foto: El Mueble

5. Delimitar el espacio

Muchas veces no es posible disponer de un espacio propio y aislado para montar la oficina en casa. En ese caso, es importante delimitar la zona que utilicemos para diferenciarlo del resto de la estancia y poder desconectar cuando acabemos con nuestro trabajo diario. En este caso suelen ser útiles los biombos, estanterías, muretes prefabricados, etc.

Foto: Hola
Foto: Vida Lúcida

MONTA TU PROPIO DESPACHO

Montar un espacio de trabajo en casa no ha de ser necesariamente complicado ni costoso. A continuación te damos algunas ideas económicas y prácticas para que no te falte ni un detalle.

Mesas de escritorio

Sillas

Lámparas

Planificadores

Leer entrada anterior
Cinco tendencias en decoración que no puedes perderte en 2021

Cerrar