La iluminación perfecta para cada zona de nuestra casa

Cada habitación de nuestra casa tiene un mobiliario, decoración y textiles diferentes ¿verdad? Básicamente porque cada estancia tiene su propia función. De igual modo, la iluminación debe ser distinta y apropiada para las  actividades que desarrollamos a lo largo del día en las diferentes zonas de nuestro hogar.

Es un error habitual no prestar la atención suficiente a la iluminación de casa, porque una vivienda iluminada correctamente gana en amplitud y en calidez, además de aportar encanto y personalidad a cada una de sus habitaciones.

Iluminación específica para cada habitación

Como cada estancia de la vivienda tiene un uso específico y las necesidades de luz artificial son diferentes, mi consejo es que recurráis al consejo de los expertos en la materia, que siempre van a saber obtener un mayor provecho de las posibilidades que ofrezca vuestra casa. Así que vamos  a ver cuáles son las pautas más importantes que hemos de tener en cuenta a la hora de planificar la iluminación de nuestra casa de la mano de Misume.

  • Salón-comedor

En el salón-comedor conviven diferentes ambientes, por lo tanto lo óptimo es multiplicar los puntos de luz. En la zona donde se ubique la mesa para comer  lo ideal es colocar lámparas de suspensión, que aportan una luz más intensa. Por el contrario, en la zona de estar podemos optar por un tipo de luz que invite al descanso, más tenue. Las lámparas auxiliares, de sobremesa y de lectura con perfectas para ubicar junto a los sofás.

iluminacion-salon

 

  • Cocina

La cocina es uno de los lugares de la casa donde, en muchas ocasiones, no abunda la luz natural, sobre todo si hablamos de pisos o pequeños apartamentos, por lo que es recomendable utilizar siempre luces de bajo consumo.

Lo ideal es instalar una luz central con una lámpara de techo, luces empotradas o plafones. Sobre las zonas de trabajo: encimera, placa de cocción, isla, etc es perfecta la iluminación con focos para concentrar a luz en puntos muy concretos. Por último,  si queremos aportar una atmósfera más cálida podemos instalar focos en una vitrina para iluminar nuestra vajilla preferida o colocar una tira de leds en la parte inferior de los muebles.

iliminacion-cocina

  • Dormitorios

Un dormitorio necesita generalmente dos tipos de luz. Una iluminación general que podemos conseguir con una lámpara de techo, focos empotrados o apliques de pared y una iluminación de lectura, suave, para no cansar la vista, que podemos obtener con unas lámparas de sobremesa ubicadas en la mesa junto a la cama.

iluminacion-dormitorio-juvenil

  • Baños

Contar con una buena iluminación es vital para que el baño resulte cómodo. Lo más aconsejable es combinar los diferentes tipos de luz. Dependiendo de las dimensiones del mismo resultará necesaria una iluminación puntual para cada zona. Para la iluminación general habrá que prever varios puntos de luz en el techo. Los focos halógenos resultan perfectos, ya que producen una luz muy similar a la natural.

Por otro lado, hay espacios del baño que necesitan luz puntual. Uno de ellos es la zona del lavabo, donde puede optarse por instalar linestras sobre el espejo, unos apliques a los lados o bien una repisa sobre el espejo con focos empotrados. Incluso, en función de las dimensiones, puede ser conveniente instalar interruptores independientes.

iluminacion-bano-lamparas

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.