Elegancia en gris y azul

Elegancia y sencillez son las dos características, bajo mi punto de vista, de esta casa decorada en gris y azul. No le falta ni le sobra nada. La propietaria ha optado por aplicar la misma paleta de color en toda la casa, lo que le otorga un estilo uniforme.

Algunos cuadros en gran formato respetando las tonalidades azules de las paredes visten el salón, en el que lámparas y maceteros en cobre, una tendencia total, son prácticamente los únicos detalles decorativos.

En los dormitorios infantiles también prima el azul, esta vez en un tono grisáceo y en los que se ha elegido un papel pintado con motivos geométricos en un caso y flechas en el otro, para la pared del cabecero. Son habitaciones pensadas para niños con prácticas soluciones de almacenaje (las baldas para los libros fijadas a la pared, o los aros para tener todos los balones en su sitio) y el resultado son habitaciones ordenadas.

En definitiva, una casa en la que se demuestra que menos es más.

El reportaje completo de esta vivienda se puede leer en Adore Magazine.

casa-contemporanea-cuadro

casa-contemporanea-detalles-cobre

casa-contemporanea-salon-chimenea

casa-contemporanea-salon casa-contemporanea-pared-azul

casa-contemporanea-dormitorio-principal

casa-contemporanea-habitacion-infantil

 

 

casa-contemporanea-segundo-dormitorio-infantil

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.