Buhardillas reconvertidas en dormitorios

¿Puede haber algo más bohemio y romántico que un dormitorio en una buhardilla? Es habitual que muchas veces quienes disponen de un espacio así en casa no lo aprovechen como una estancia más de la misma, sino que en ocasiones se destina a trastero.
Y la verdad es que es una pena. Una buhardilla suele ser una de las zonas más tranquilas de la casa, al ubicarse en la parte alta, por lo tanto, es perfecta para tener en ella una zona de estudio o dormitorio.
Suelen ser espacios diáfanos que carecen de columnas y tabiques que permiten “jugar” con el espacio y, además de disponer de la zona de descanso, se puede aprovechar para tener una pequeña zona de trabajo o de estar, con algún sofá o chaise longue donde habilitar un relajado rincón de lectura.
Todos tenemos en mente la imagen de las buhardillas con los techos inclinados y las vigas de madera. Sin embargo, en muchas casas modernas ya se ha prescindido de este elemento. Sin embargo ese no es un problema, ya que podemos poner vigas de fibra de vidrio o poliéster muy fáciles de colocar y con un resultado igual al de la madera. Si os perdisteis el post sobre espacios con vigas de madera, aquí os dejo el enlace.

Si tenéis una buhardilla desaprovechada en casa y estáis pensando en destinarla a dormitorio, os dejo con algunas imágenes que pueden serviros de inspiración.

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.