DIY, un cojín con decoupage

Siempre que puedo intento hacer alguna manualidad transformando algún objeto que ya no me sirve o reciclando cosas que tengo por casa.

Empezamos la semana con un DIY de un cojín con decoupage, una técnica muy fácil, de la que ya publiqué un post hace unos días, capaz de transformar cualquier objeto y adaptable a multitud de superficies.
En esta ocasión he optado por hacer un cojín desde cero, aunque también se puede transformar uno que tengáis por casa. Así que vamos paso a paso con la realización de este trabajo.


(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

1.- Elección del cojín o de la tela recortándola con las medidas necesarias. En el caso de telas nuevas es necesario lavarlas antes para eliminar el apresto y lograr que la cola se fije bien. Una vez tengamos nuestro recorte de tela, hemos de fijarla a un cartón o bien una lámina de acetato para que la cola no traspase manchando la parte posterior.

 

2.- Elegir el motivo que vamos a fijar a la tela, Para este trabajo me decidí por una servilleta de papel con unas bonitas y vistosas flores.

3.- Recortar las partes de la servilleta que queramos utilizar y probar distintas combinaciones hasta dar con la composición que queramos. A continuación impregnar la parte de la tela donde vamos a colocar los recortes con una cola especial para realizar decoupage en tela (yo utilizo Textil Poch de Javana) ayudándonos por un pincel de pelo suave. Recordad que antes de pegar los retales de servilleta hay que quitar la segunda capa de papel. A continuación extendemos nuestros recortes y muy suavemente con el pincel vamos encolando. Es necesario dar unas tres capas y dejar secar bien entre capas antes de dar la siguiente.

 

4.- Una vez que los recortes han quedado bien fijados a la tela tras las tres capas de cola, yo completé el trabajo añadiendo un estarcido con una plantilla de letras. Para ello es importante determinar el lugar donde queremos realizar la impresión y ayudados por una esponja coger un poco de pintura (en este caso utilicé una pintura especial para tela de color negro) y descargarla sobre un papel antes de iniciar la impresión para que no exceda la plantilla. Cuando se ha secado bien y con la finalidad de que tanto el papel de servilleta como la pintura queden bien fijados, es conveniente planchar la tela del revés y sin vapor. La tela se puede lavar como cualquier prenda delicada, no más de 30 grados y con un detergente suave, ya que las tres capas de cola protegen el estampado.

 

Y aquí el resultado final, el cojín acabado. Espero que os haya gustado y os animéis a hacerlo si todavía no habéis puesto en marcha ningún DIY con decoupage.

 

 

 

2 comentarios en “DIY, un cojín con decoupage

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.