Claves para una casa sana

plantas-salon
A todos nos gusta vivir en una casa cómoda, alegre y bien decorada, pero ¿nos hemos parado a pensar si, además, es una casa sana? Tan importante es tener una casa acogedora, bonita, equipada con todas las necesidades para hacernos más fácil el día a día, como hacer que sea más eficiente sin perjudicar el medioambiente, mantenerla aislada del ruido, de la contaminación…

Conseguir todo eso se va a traducir en un mayor bienestar y en más salud para nosotros y para toda la familia. Vamos a ver las 5 claves que harán de tu hogar un lugar más sano para vivir.

1. Fuera productos químicos.

No es un secreto que utilizamos demasiados productos químicos cada día en nuestra casa y ni siquiera nos paramos a pensarlo. No hace tanto que nuestras abuelas se las apañaban perfectamente para tener su casa limpia simplemente utilizando productos naturales. En realidad, utilizando dos o tres productos que seguro ya tienes en casa puedes realizar muchas tareas para mantener la casa limpia, libre de gérmenes y sin utilizar sustancias químicas. 
Algunos ejemplos: El bicarbonato es un potente desinfectante. Para mantener los sanitarios libres de gérmenes diluye una taza de bicarbonato en 2 l de agua y échalo en el sanitario dejándolo actuar durante una hora.
El vinagre es uno de los productos que más usos domésticos tiene. Si no consigues eliminar el mal olor de las toallas incluso poniéndoles ración extra de suavizante, no desesperes, lávalas a máxima temperatura y sustituye el suavizante por una taza de vinagre blanco. Verás qué cambio. Los cristales y persianas también quedan perfectos si los limpias con vinagre. Hay que diluir dos chorritos en un litro de agua y tras pulverizarlos con la mezcla secarlos bien con un papel de periódico.
Si quieres evitar los malos olores en la nevera, coloca en ella un bol con café molido y bicarbonato para que los absorba y lo puedes cambiar regularmente. También puedes usar bicarbonato para eliminar los olores del cubo de la basura, colocando unas hojas de papel de periódico en el fondo y espolvoreando el bicarbonato encima.


(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Por último el limón, con un alto poder desengrasante y desodorizante. Para limpiar el microondas y el horno, hay que poner un bol con agua y el zumo exprimido de un limón y poner los aparatos en marcha para que se genere vapor. Después, limpiar las paredes con un paño húmedo. Habremos conseguido retirar la grasa y dejar un agradable olor.
limpiadores-naturales

 2. Evita levantar polvo. 

A la hora de hacer la limpieza de suelos y muebles es mucho más efectivo utilizar una aspiradora que no una escoba. Con ésta última sólo vamos a conseguir levantar polvo y esparcirlo por toda la casa. Para retirar el polvo de los muebles es muy efectivo utilizar un paño de algodón ligeramente humedecido. 

3. Decora con plantas.

Poner plantas en casa sólo implica beneficios, limpian el aire, reducen ruidos, son decorativas. No renuncies a tener plantas en todas las estancias de la casa. En el salón puedes combinar las de hoja verde con flor, en la habitación una palmera purificará el aire y amortiguará el ruido exterior ayudándote a conciliar el sueño. En el baño puedes ubicar plantas que toleren bien la humedad, como la hiedra, y en la cocina, ten siempre a mano unas macetas con plantas aromáticas que, además, te servirán para condimentar tus platos. 
decorar-casa-plantas

4. Mantén los aparatos de aire acondicionado en buen estado.

Ahora que se acerca el calor es importante poner a punto los aparatos de aire acondicionado limpiando los filtros, ya que acumulan moho y bacterias. Aprende a hacer un uso racional de estos aparatos de climatización, es suficiente con tenerlos a 25º de temperatura incluso en los días más calurosos, apágalo si no hay nadie en una habitación, cierra las puertas para evitar que el frío se esparza hacia pasillos y otras habitaciones que nos es necesario refrescar y en las horas de más calor mantén las persianas bajadas y las cortinas echadas para evitar que entre todo el sol en casa. Con estos gestos lo notarás en la factura de la luz. 
5. Reduce la contaminación electromagnética.
No coloques aparatos electrónicos y eléctricos cerca de las camas, comprueba que la instalación eléctrica de casa no emite más radiaciones de las estrictamente necesarias. Hay que evitar colocar hornos, vitrocerámicas, lavadoras, ect en estancias contiguas a los dormitorios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.