Cambia la bañera por una ducha, no te arrepentirás


Cada vez más personas optan por cambiar su bañera por un plato de ducha. De hecho, muchas nuevas construcciones descartan directamente la opción de poner una bañera en el cuarto de baño y escogen instalar una ducha, ya que las ventajas que presenta una ducha sobre una bañera, son muchas. Si tú también quieres cambiar tu bañera por una ducha, puedes informarte de todo lo necesario en Bañeraporducha.com. Contar con una ducha no solo te hará ganar espacio, sino que te facilitará la vida un poco más. ¿Por qué? Quédate y descúbrelo.

Ventajas de contar con un plato de ducha

–          Una de las ventajas de cambiar la bañera por una ducha, es que la reforma es muy sencilla de llevar a cabo. De una forma económica y sencilla, podrás dar un toque diferente a tu baño y ganar espacio librándote de la bañera.

–          La ducha también supone un ahorro de dinero para tu bolsillo, ya que utilizarla requiere mucha menos agua que una bañera. Las bañeras están pensadas para disfrutar de largos baños que requieren mucho dinero invertido en agua y prepararla con antelación. Muchas personas no disponen de los medios necesarios ni del tiempo para poder darse un baño diariamente. La ducha te permite disfrutar igualmente y por un precio mucho más económico.

–          El tema del espacio es vital. Las duchas ocupan muy poco, mientras que las bañeras restan demasiado espacio. Hay trucos, como colocar espejos, que hacen que la sensación de amplitud sea mayor. Sin embargo, es solo eso, una sensación. Cambiando la bañera por una ducha, ganarás espacio real y utilizable.

–          Limpiar un plato de ducha también es más fácil que limpiar una bañera. Su superficie es menor y plana, por lo que cuesta mucho menos trabajo, esfuerzo y tiempo tenerla siempre aseada.

–          Los platos de ducha también son más cómodos y sencillos de utilizar. Las personas mayores y los niños podrían encontrar alguna dificultad para salvar el desnivel que presentan todas las bañeras. Las duchas pueden incluso instalarse a ras del suelo, sin bordillo, por lo que cualquier podría acceder a ellas sin demasiada dificultad.

Estas las cinco principales ventajas a la hora de contar con una ducha, sin embargo, no son las únicas. Atrévete a hacer el cambio de tu bañera por una ducha y disfruta de todos estos beneficios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.