¡Qué tendrán las casas suecas que a todos nos enamoran! La casa de hoy está ubicada en plena naturaleza y llena de luz.

Los amplios espacios de esta casa se ven potenciados por el suelo de madera blanco y las paredes todas de un blanco inmaculado, exceptuando en la cocina donde un alegre papel pintado en tonos verde  y gris pone la nota de color.

El mobiliario, de líneas muy ligeras y sencillas, combina el blanco con la madera natural, cediendo el protagonismo al espacio.

El conjunto es muy armonioso que invita al relax.

Leer entrada anterior
Mantén el orden a raya

No sé vosotros, pero a mí no hay nada que me ponga más nerviosa que el desorden en casa. Aunque...

Cerrar