Un apuesta por el blanco puro

Así es esta casa ubicada al norte de Sydney, en Australia, una apuesta de su propietaria por el blanco puro. Absolutamente todo el mobiliario de la casa, paredes y suelo incluidos, son de un blanco luminoso, lo que, además, se ve potenciado por la colocación de un gran espejo y dos lámparas con cuentas de cristal en la zona del comedor.

La nota de color la ponen las plantas y flores frescas, así como los cojines y algún detalle en dorado. Es un acierto la apuesta por las láminas con mensaje, que están presentes en todas las habitaciones de la casa.

Puedes leer el reportaje completo de esta casa en Adore Home Magazine.

comedor-copia

consola-lamina-copia

detalle-salon

dormitorio-copia

dormitorio

habitacion-infantil

habitacion-nina

habitacion-nino

recibidor

salon-libreria

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.